jueves, 23 de febrero de 2017

Vuelta por el Monte Jareño

Este es un vídeo del verano de 2016, cuando dimos una vuelta en bici por el Monte Jareño, en El Provencio (Cuenca). Partimos de Las Pedroñeras y pusimos en marcha la cámara deportiva SJCAM 5000+, y con muy buena resolución nos grabó atravesando este fascinante pinar. Fuimos por el camino todo el rato y llegamos casi al término municipal de Villarrobledo. Qué buen recuerdo de esa tarde, donde hicimos un agradable paseo.

domingo, 13 de noviembre de 2016

El imán del running

Para que se haga realidad la foto de aquí al lado, han de pasar muchas cosas. La primera, que uno se decida un día determinado salir a correr. Quizá pueda influir la cantidad de información que tenemos al respecto y las tendencias de pensamiento sobre hacer deporte para ponerse en forma, para superar un reto personal, para que mejore nuestra salud. Pero en realidad, el hecho más fuerte que tiene que darse es que te guste salir a correr por el mero hecho de hacerlo. Los objetivos marcados anteriormente son muy motivadores pero para que realmente haya un empujón para hacerlo es que te guste la actividad en sí mismo. Para mí, ha sido siempre un espacio de reflexión. Cuando voy a correr por estas llanuras de La Mancha, además de la pequeña angustia respiratoria que uno va teniendo o también el cansancio que se va acumulando en el cuerpo, me encantan los momentos solitarios de encuentro conmigo mismo en los que las ideas fluyen de otra forma. Además, una vez hecha la costumbre de salir a correr, uno va notando como le va costando menos. Se van planteando nuevos retos de recorrer algo más de distancia, o la misma longitud pero en un periodo más breve de tiempo.

Esa foto demuestra que se ha estado entrenando y un trabajo detrás que hace que se consiga una marca que hace un año era impensable para mí. Pero el periodo que ha pasado desde entonces, que es entrenamiento, yo más que llamarlo así, me gusta llamarlo el reflejo de una afición.

Otra razón por la cual se consiguió el tiempo de 45:55 esa mañana de 30 de octubre de 2016, fue que mi hermano me acompañó. Me decía antes de la carrera que suele salir fuerte, para aprovechar que en ese momento todavía no está cansado. Pues entonces salimos de esa manera, a un ritmo que no pude sostener más allá de ese kilómetro. Pero bien es verdad que con el apoyo de llevarlo al lado, pude aguantar un ritmo bastante fuerte que me hizo llegar unos 5 minutos antes de lo que tenía más o menos previsto.

Tras la carrera, sigo yendo a correr, pero yo lo siento como una afición que aporta vitalidad y como algo que forma parte de mi espacio y mi tiempo, que libera y que hace reflexionar. Me encanta ver y visitar nuevos parajes naturales y urbanos de mi entorno. Por ejemplo, me encontré hace poco con el grafiti escrito en la siguiente foto:

Me pareció curioso y paré un momento para tirar la foto. Como digo, para correr no tengo grandes pretensiones, pero sí que es cierto que a uno le gusta llevarse de vez en cuando una nueva alegría de que consigue una nueva marca, o de que consigue estar corriendo, como ayer, más de una hora seguida. Eso también es motivador y aporta una nueva satisfacción a este espacio de reflexión.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Guitarra barroca y Tiorba - Lute Duo

Este dúo es magnífico. Están especializados en instrumentos barrocos: laúd, guitarra, tiorba. Me topé con ello por casualidad y es una música increíblemente relajante y acogedora. Reconozco que desconocía las particularidades del laúd barroco, así como de la tiorba, que tienen cuerdas para tocar el bajo, llamadas bordones, que se colocan fuera de los trastes y que cuando son tocadas, aportan una enorme belleza.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Slowly - Luis Eduardo Aute

Desde hace tiempo me encanta esta canción de Luis Eduardo Aute, que utilizando los motivos de varias canciones románticas, introduce en la letra elementos de la ironía que le caracteriza. Además, esta versión en directo es especialmente llamativa por la aparición de Cristina Rosenvinge. Me he vuelto a encontrar con esta pieza y he tenido la idea de compartirla, ya que me he alegrado mucho al encontrármela de nuevo.

¡Que la disfrutes!

miércoles, 15 de junio de 2016

Scott Joplin: A Breeze From Alabama

Le tengo muchísimo cariño a esta pieza, A Breeze From Alabama, de Scott Joplin. En concreto es que tengo un libro que me compré hace unos años, de partituras de este compositor. Desde los primeros momentos en que hojeaba el mismo, esta pieza me cautivó y me llamó la atención. He de reconocer que salvo una o dos piezas, no he conseguido llegar a tocar con soltura las partituras escritas. Tocar al piano estas piezas requiere tiempo y constancia, cosa que no he dedicado mucho a este instrumento.

Pero la brisa de Alabama nos da en la cara cuando escuchamos la pieza, y si nos fijamos bien, podemos recordar el olor de los campos húmedos, como por ejemplo en esta fresca mañana del mes de junio. En realidad, estos días ha hecho tanto calor que un resquicio de aire fresco y húmedo nos parece como maná del cielo. Los olores frescos del campo: eso es lo que me sugiere esta graciosa y juguetona pieza de Scott Joplin, dentro de un buen estilo y una elegancia esquisita.

sábado, 23 de abril de 2016

Lights of Taormina - Mark Knopfler

video

Lights of Taormina es una bellísima canción que pertecene al álbum Tracker de Mark Knopfler, del año 2015. En todos los discos de Knopfler siempre hay alguna canción que se me queda grabada por alguna razón. No necesariamente tiene que ser la que se oye más, o la que es elegida como promoción del trabajo, generalmente pasa lo contrario. Puede ser una canción que no es muy conocida, o que luego en los conciertos no es muy interpretada.
Quizá es lo que me pasa con Lights in Taormina, que además no parece tener una armonía demasiado compleja, más bien sencilla. Pero hay algo en ella que es una maravilla. Pulsando aquí, en este enlace, podemos ver uno de los secretos de la pieza: la Fender Stratocaster y cómo desliza en ella la melodía de los solos. Las notas brotan de ella con una genial belleza, un sonido que realmente enamora.
Otro de los aspectos que me encantan de la canción es la letra, muy interesante. Me sorprende pero también me entusiasma la temática elegida, una escena que parece ser del imperio romano. Además, me encanta la magnífica mezcla que se produce entre unos solos de guitarra que parecen del country o del folk, mezclado con el aroma costero de la isla de Sicilia, donde se sitúa Taormina, unido a un episodio situado en la historia antigua. La canción es así mismo un cuadro descriptivo, una escena que con pocas frases nos relata toda una vida de un posible soldado romano o gladiador. Empatizamos así mismo con el personaje, y nos vemos totalmente en la situación, aunque nunca hayamos tenido la fortuna de visitar Taormina, pudiendo haber perfectamente una analogía con cualquier episodio nostálgico que tengamos o del que seamos protagonistas.
En el vídeo de arriba podemos ver unas imágenes de campos manchegos, lugares que frecuento haciendo deporte, en momentos en que uno reflexiona y respira en actividades plenas. Quizá ese aroma nostálgico, pero a la vez bello, de esta canción acompaña en numerosas ocasiones en las que uno va consigo mismo a hacer deporte.
A continuación pongo la bellísima letra de la canción:

jueves, 31 de marzo de 2016

Señor, ya estamos en Getsemaní. Estreno en el concierto de la banda de Las Pedroñeras.

Esta es una marcha de procesión compuesta por Luis Cruz Cubero Villalba. Durante esta Semana Santa, se ha estrenado esta composición por parte de la Banda de la Escuela Municipal de Música de Las Pedroñeras, y gracias también en particular a su director José Vicente Monedero Carrión.

Le propuse a mi amigo Paco Araque que si podía grabar el concierto. Así lo hizo, y gracias a él, aquí tenemos como testimonio el estreno de "Señor, ya estamos en Getsemaní", el martes 22 de marzo de 2016, una marcha de procesión dedicada al Círculo Artístico San Lucas de Las Pedroñeras y a su representación de La Pasión de Cristo, que se realiza en esta localidad conquense desde 1998.

Este concierto se realizó en la iglesia parroquial del pueblo, Ntra. Sra. de la Asunción, dentro de la XXII Semana de Música Religiosa, que se organiza dentro de la Semana Santa.

Concretamente la pieza musical se ambienta en uno de los cuadros de la representación teatral, en la acción que ocurre en el huerto de Getsemaní. Las primeras palabras que se dicen en esta escena son precisamente las que dan el título a la marcha. La obra comienza con unos compases de recogimiento y misterio, sugiriendo el ambiente nocturno y a la vez inquietante que se dan en la escena. Posteriormente, se evoca la intensidad de la oración de Jesús en el huerto. En el trío final, mediante la dulzura de la flauta se representa el consuelo del ángel tras esa oración. Después con la grandilocuencia del metal y finalizando con toda la banda en conjunto se evoca la obra de redención y misericordia que se transmite en la Pasión de Cristo.

En el mismo concierto, también se estrenó otra marcha de procesión, llamada Semana Santa en Las Pedroñeras, compuesta por Jaime Charco Izquierdo. En el enlace anterior podemos ver un vídeo de la interpretación de la misma. Además, también se tocaron otras marchas y obras. Esta fue la lista completa de obras, incluyendo las mencionadas:

  • Al Señor de la Pasión, de Abel Moreno.
  • Al Capataz, de José Luis Torijano.
  • Concertino para Clarinete. Op. 26, de Carl Maria von Weber.
  • Semana Santa en Las Pedroñeras, de Jaime Charco Izquierdo.
  • Señor, ya estamos en Getsemaní, de Luis Cruz Cubero Villalba.
  • La Palma al Viento, de Mateo y Mencías.
  • Mesopotamia, de José Velez.
  • Mi amargura, de Víctor M. Ferrer.

Al finalizar, como propina, se tocó la Saeta.

Mención especial merece la interpretación espléndida de las solistas. Concretamente, del Concertino para Clarinete de Weber, a cargo de Celia Izquierdo. Así como también de Mi amargura, donde la solista fue Aitana Olmo.

Personalmente es una satisfacción que se haya estrenado esta marcha de procesión, Señor, ya estamos en Getsemaní, ya que las obras se componen para que sean interpretadas. Ha sido un episodio de alegría personal. También doy las gracias a la Junta de Cofradías y a su presidente Antonio Escudero, por el detalle que tuvieron al finalizar el concierto. Constituye un bonito recuerdo.

Luis Cruz Cubero Villalba.

viernes, 18 de marzo de 2016

Julio Verne: La vuelta al mundo en 80 días

vuelta al mundo en 80 días
Qué gran libro y cómo se disfruta esta novela de Julio Verne: La vuelta al mundo en 80 días. Es una historia que todos conocemos: por una apuesta, un hombre y su criado emprenden el increíble viaje de dar la vuelta al mundo en 80 días, mediante los medios de transporte de la época, que por su puesto no incluían aviones. Como la historia está ambientada en 1872, y existen multitud de referencias a la geografía de aquel momento, uno aprende mucho de cómo era el mundo en esta época. Por otra parte, la novela está entrelazada de manera genial, con una narración ágil al mismo tiempo que rigurosa y divertida, que hace que al lector no le dé tiempo a aburrirse.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Salir a correr

A veces se hace más patente la impresión de que la llanura es infinita. No por ello deja de ser hermoso el encuentro con paisajes eternos que recorrer. Cuando se hace deporte, por aquello del afán de superación y hacerlo con toda la energía posible, la respiración se hace muy entrecortada y es difícil disfrutar del momento. Quizá después, en la contemplación de una imagen, uno reflexiona que tiene ganas de volver a correr por esos parajes.

Si una carretera tiene árboles, y está poco transitada, mejor que mejor. El sonido de tus pasos, los pájaros cantan a tu alrededor y quizá a tu paso, una bandada levanta el vuelo. En alguna finca que transitas ladra un perro que sigue un rato tu camino. Es una unión con el entorno. Quizá en esos momentos también se reflexiona sobre la vida. Hay instantes, diversas situaciones, en las que uno se encuentra sólo en una decisión, en qué hacer para revertir una situación, cómo solventar las vicisitudes.

Sí, hay gente alrededor que ayuda y mucho. Es de valorar esa compañía, ese apoyo externo. Pero todo no lo pueden hacer por ti. A veces se siente una sensación de impotencia. Quizá es la misma aventura de la vida. Así mismo, en los momentos de salir a correr, durante el esfuerzo, al cerebro le da por ser más creativo. A veces coge y tiene una solución inesperada, que ha llegado en la tormenta de ideas que ha surgido de un cerebro menos oxigenado, con menos preparación para la autocensura.

A parte del deporte, y estar en forma, esas reflexiones durante la carrera son de valorar y las aprecio intensamente. Aportan mucha fuerza para afrontar las luchas de la vida cotidiana. Esos momentos aportan mucha energía y ayudan para cada paso.

viernes, 11 de marzo de 2016

La noche

Javier volvió de sus viajes por el espacio, visitando galaxias, constelaciones, planetas cuya atmósfera nadie podía imaginar, pero volvió a sentirse más sólo que nunca. Al principio la gente, su país, su pequeño universo en la Tierra, le agradeció su heroicidad, ser el primer hombre que visitaba y conquistaba nuevos mundos que colonizar, nuevas estrategias de vida para un mundo en continua decadencia y supervivencia. Pero al lado no había nadie cercano. Todo fue alabanza fría y desapegada. Quizá había sido elegido por aquella condición solitaria y taciturna pero al final, le quedaba un logro muy importante que realizar: tener personas cercanas que le acompañaran en un viaje tan difícil para él como la vida cotidiana.

De madrugada, cuando las luces de las casas estaban apagadas, disfrutaba de salidas a su cerro solitario porque estaba más cerca de las estrellas, antiguas compañeras de viaje que compartían con él los heroicos momentos que nadie vio.

De repente, una tormenta iluminó el cielo y vio varios seres errantes por el camino tortuoso. Les ayudó a sobrevivir y comprendió que la vida seguía en una supervivencia continua. No podía esperar un fin, sino vivir y comprender la aventura interminable hasta el final.

Este relato participa aquí.